Skip to main content

El Demand Side Platform, o también conocido bajo sus siglas DSP, es una plataforma de compra programática, donde es generada la demanda para comprar un lugar publicitario, mediante los diferentes Ad Exchanges existentes que unen compradores y vendedores.

Siendo todavía más claros, un DSP es como la plataforma de Google Ads pero en versión mejorada, ofreciendo más variables de estrategias en en términos de creación de campañas en publicidad programática, llegando así, a presentar campañas de display, audio, video y rich media, gracias a un algoritmo perfecto y preparado para llegar al segmento con personas de mayor calidad.

¿Cómo funciona realmente un DSP?

Seguro que te estarás preguntando muchísimas cosas, pero primero vayamos a aclarar como trabaja esta herramienta. Para saber cómo funciona un DSP, hay que tener claro la figura de tres factores esenciales en la compra programática:

– Ad Exchange: vendría a ser como el lugar que ponen en contacto compradores y vendedores

– Demand Side Platform: plataforma que genera demanda, representada por los compradores (los que quieren anunciarse)

– Sell Side Platform (SSP): simboliza la parte de los publishers o los vendedores

En definitiva, en una plataforma DSP no para de llegar datos sobre usuarios y pujas, a la vez que relaciona las campañas con esa información recibida. Teniendo en cuenta las características del target que el anunciante ha definido previamente a la hora de crear la campaña, emitiendo una puja a los publishers.

Gracias a la inteligencia artificial del algoritmo del DSP, se encuentra y se compra el inventario más barato posible para los que se anuncian en muy poco tiempo, además de encontrar esos lugares en los que hay más interacción por parte del usuario, aprendiendo cada día más sobre el anunciante y todo lo que le rodea.

En la actualidad, un Demand Side Platform va por CPM (coste por 1000 impresiones), aunque todavía no se conoce el precio medio ya que depende de algunos factores. Durante la subasta, se tienen en consideración variables como el contenido del lugar, el historial de interacción, el sistema de seguridad que tenga la URL o la respuesta de los usuarios.

Las principales ventajas de utilizar un DSP

 

Como se ha podido corroborar, la utilización de una plataforma de compra programática parece ser muy conveniente y tiene diferentes ventajas a la hora de conseguir el público objetivo adecuado:

– Unificación de toda la compra de medios publicitarios digitales, teniendo un control sobre el rendimiento de las campañas

– Coste justo, teniendo en cuenta las especificaciones del anunciante.

– Descarta contenido obsoleto, duplicado y que no sirva para llegar a la audiencia prevista

– Segmentación idónea de la audiencia para tener una conversión mayor

Está claro que la figura de un DSP en la compra programática ha sido y será muy importante para llegar a tu audiencia perfecta. Hoy en día, usar estas herramientas está en completo auge, por lo que, si todavía no te has planteado el uso de ella, te invitamos a que le des una vuelta y contactes con nosotros si es necesario.

Todo se traduce, en ser eficaz y tener un buen retorno sobre la inversión. ¿Te apuntas?