¿La tasa de rebote importa?

By 23 Enero, 2013University

Puede que muchos de los usuarios que visitan la web de tu negocio la abandonen antes de lo que imaginas. Te damos algunos consejos para que esto no ocTasa de reboteurra y disminuyas tu tasa de rebote.

El hecho de que se dé la tasa de rebote, o bounce rate, nada tiene que ver con el tiempo que el usuario permanece en la página.

Las únicas variables de estudio son si pasa de la landing page para visitar otras páginas de la web, o si hace alguna acción dentro de ella, como scroll o clicar en alguna parte. En caso de que ninguna de ellas se dé por parte del usuario, y abandone la página, contará como rebote.

Debes asegurarte de que dispones de una página web lo suficientemente atractiva como para que el usuario que la visita por primera vez, sienta interés y ganas de quedarse. También debes asegurarte de que tu página web es usable y navegable, como explicamos en el post anterior.

Supongo que si no la sabes todavía, te estarás preguntando cómo puedes averiguar la tasa de rebote de tu página web. En internet podemos encontrar algunas plataformas de analítica web. Por ejemplo, Google nos ofrece una herramienta gratuita que se llama Google Analytics donde puedes analizar al detalle la actividad y el tráfico de tu página web en forma de estadísticas. Te indica datos reales del número de visitas que tienes, cómo han llegado a tu web, desde qué países te visitan, el recorrido que realizan tus visitantes desde que entran en tu website,  los contenidos que han sido más visitados, incluso el tiempo medio que pasan los usuarios en cada una de las páginas de tu web, y muchísimos otros datos, incluida tu tasa de rebote.

Cabe destacar que no hay un patrón exacto que nos diga cuál es el porcentaje de tasa de rebote idóneo. Este dato varía según la actividad que realice tu página web. No ejecutará las mismas acciones un usuario que busca información acera de un producto en una tienda online, que el seguidor de un blog, por ejemplo. El primero visitará más de una página de la misma web en busca de su artículo, cuando el visitante de un blog tal vez sólo entre para ver si se ha publicado un nuevo post o no, y en caso de ver que no se ha publicado, abandonaría la página sin realizar ninguna acción. Por lo tanto, que un blog tenga una tasa de rebote de 90% no tiene por qué ser negativo, pero sí lo sería en el caso de una tienda online, pues indicaría que hay algo que no está captando la atención del usuario y habría que trabajar sobre ello para mejorarlo.

De todas maneras, si estás trabajando para aumentar el tráfico de tu web mediante campañas de marketing online en redes sociales y descubres que tu tasa de rebote es alta, sí es negativo, pues no estás consiguiendo lo que deseas, que es que los usuarios conozcan tu negocio.

Aunque son muchos, los factores con los que debes tener más cuidado son los siguientes:

1. Lo más importante es que tu mensaje quede claro desde el primer momento que un usuario entra en tu web. Que el usuario sepa dónde acaba de entrar y se sienta seguro. Trataremos de evitar la publicidad intrusiva y no abusar de las animaciones, pues esto podría distraer la atención del visitante.

2. El hecho de que tu página web tarde demasiado en cargarse también es uno de los motivos principales que hace aumentar tu tasa de rebote. Hay diferentes factores que pueden ralentizar la carga: que aparezcan imágenes demasiado pesadas o de alta resolución, que contenga muchos archivos JavaScript o CSS, que no esté bien optimizada la base de datos (en caso de que la haya), que tu servidor sea demasiado lento, etc.

3. La información siempre tiene que aparecer distribuida de manera fácil e intuitiva, y debe ser una página limpia y legible. Y tratar de no tener un diseño web demasiado complejo o repleto de elementos que no aportan información relevante.

4. Y por último, hay que evitar en la medida de lo posible el exceso de menús desplegables o, por lo menos, adaptarlo en los dispositivos táctiles, como móviles y tabletas, donde no es tan fácil navegar.

Avinash Kaushik es considerado mundialmente un gurú de la analítica web. Es autor del blog Occam’s Razor y del libro Web Analytics: An Hour a Day. Compartimos un vídeo muy interesante donde Avinash habla (en inglés) sobre la tasa de rebote.

En resumen, el Bounce Rate puede variar en función de la herramienta de web analytics que utilices y no debes olvidar que una misma cifra en la tasa de rebote puede considerarse positiva o negativa en función de la actividad que realice una web, ya que no hay un porcentaje óptimo establecido para todos los casos. Ahora, asegúrate de aplicar los consejos anteriores, considera si en tu caso “importa” o no la tasa de rebote  y comprueba periódicamente que la misma se ajusta a tus objetivos.

Gerard Comas

Author Gerard Comas

Amante de la tecnología desde que tengo uso de razón, inquieto por conocer, aprender y conectar, CEO en allinagency_ ingeniero de formación, emprendedor por vocación, la música mi perdición, melómano empedernido y enamorado de las pequeñas cosas de la vida."Sé el cambio que quieres ver en el mundo" Mahatma Gandhi

More posts by Gerard Comas

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte avisándote de que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, y ofrecerte contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra Políticas de privcidad ACEPTAR

Aviso de cookies