Cuando realizamos una búsqueda en Google, este nos devuelve las entradas que pueden ser más relevantes para nosotros y que normalmente tienen la siguiente estructura: Título, URL y Descripción de la página.

¿Resultados de búsqueda enriquecidos?

Pero seguramente has visto que en otras ocasiones, aparecen resultados de búsqueda que muestran una información del sitio Web, que va más allá de los tres elementos que hemos mencionado en el párrafo anterior. Como en el siguiente ejemplo:

Dentro de cada uno de los resultados de la búsqueda que has realizado pueden aparecer:

  • Links adicionales que hacen referencia a las secciones de la propia Web.
  •  una pequeña lista de precios de los productos que vende la Web o un calendario con las fechas de próximos eventos.
  •  cuadros de búsqueda para encontrar más información dentro de la própia Web sin tener que entrar en ella.

Este tipo de resultados se llaman resultados de búsqueda enriquecidos y están ahí para facilitar que se encuentre a la primera lo que se está buscando. Para ello Google, en función de los términos de búsqueda utilizados y la información que tiene de las páginas Web, ofrecerá unos resultados que, además del título, la URL y la descripción, mostrarán más elementos de esas Webs que puedan ser relevantes para el usuario (en función de los términos de búsqueda, repito).

¡Cómo mola! ¿Qué tengo que hacer para aparecer así en Google?

En primer lugar, como siempre, cuida los detalles de tu Web y de sus páginas, de manera que sean amigables y ofrezcan información relevante para tus usuarios potenciales. Google va a basarse en la estructura, etiquetas HTML y contenidos de tu página Web para decidir qué puede ser útil mostrar y qué no, por eso tienes que poner mucha atención a los siguientes puntos:

  • Usar títulos para tus páginas (la etiqueta HTML <title>) que describan de manera informativa y relevante para los usuarios el contenido de las mismas.
  • Tener una metadescripción (la etiqueta HTML <meta>) que resuma brevemente y con precisión el contenido de la página y sobretodo que no se repita en otras páginas. Este será el fragmento (o “snippet”) de texto que se verá debajo del título y de la URL.
  • Poner atención al redactado del contenido en el cuerpo de la página para que sea informativo y relevante para los usuarios (aunque hagas una buena metadescripción, según los términos anteriores, a veces Google puede decidir que una pieza de contenido dentro de tu página es más relevante como descripción, o “snippet”, por los términos de búsqueda que han utilizado los usuarios).
  • Organizar tus URL de manera que sigan una estructura lógica fácil de entender dentro de tu Web. Es decir, que si alguien la leyera pudiera identificar rápidamente dentro de qué sección o secciones está la página que está mirando. Para este propósito, también puedes incluir las llamadas rutas de exploración (o “breadcrumbs”, in english man) en el código HTML de la página, de modo que en los resultados de búsqueda no aparecerá la URL como tal sino algo parecido a esto: www.librosguays.es>autores>alemanes>Nietzche
  • Marcar (con etiquetas HTML) las partes de tu página Web que puedan contener información relevante para las búsquedas, de modo que Google las pueda identificar y mostrar además de la descripción, si es pertinente. Cuando esa información se muestra, en el contexto del resultado de búsqueda, es lo que se llama fragmentos enriquecidos y son aquellas piezas de información como precios, fechas, valoraciones, etc. que en el primer vistazo ya nos pueden dar la información que buscamos como usuarios.

…más elementos importantes, en los que no tendrás tanta influencia

Además de los mencionados aquí arriba, hay otros elementos que pueden hacer resaltar una entrada en un resultado de búsqueda, como los enlaces de sito (o “sitelinks”) y las búsquedas de sitio. El tema es que estas dos funciones no dependen de nosotros, sino de Google, que toma la decisión mediante un  algoritmo que, por supuesto, es secreto.

Los enlaces de sitio, son enlaces a otras secciones de tu página que puede ser interesante visitar para el usuario, porqué así entenderá mejor de qué va la Web y si hay posibilidades de encontrar ahí lo que está buscando. ¿De qué depende que aparezcan?

  • De la relevancia que pueda tener para el usuario ver estos enlaces en función de los términos de búsqueda que ha utilizado.
  • De que facilitemos la vida a los robots de Google a la hora de “entender” la Web, mediante una estructura clara y jerarquizada, usando textos de anclaje (achor text) y atributos “alt” informativos, resumidos y que se repitan lo menos posible (o que no se repitan, mejor) en otras partes de nuestra Web.

Las búsquedas de sitio son cajas de búsqueda que aparecen debajo del resultado y que permiten buscar dentro de la página Web sin tener que entrar en ella (algo que puede ser muy útil para una tienda online, por ejemplo). Para facilitar que aparezcan, necesitaremos que nuestra Web disponga de un motor de búsqueda interno.

¿Es necesario saber programar para hacer todo esto? Enter the Google Webmaster Tools

En este caso, no.
Dentro de Webmaster Tools, entre otras funcionalidades, Google pone a nuestra disposición una herramienta para ayudarnos a mejorar cómo va a aparecer nuestra Web en los resultados de búsqueda. Y el nombre de dicha sección de Webmaster Tools se llama…. ¡¡¡Tachán!!!… “Aspecto de la búsqueda”… very easy ¿verdad? 😉

Utilizar este servicio requiere dedicar algo de tiempo a entender qué nos ofrece y cómo funciona, pero básicamente nos lo pone fácil para:

  • Monitorizar els estado de los datos estructurados de una Web (como datos sobre productos, datos de personas, datos de eventos, etc.) y ver cuales contienen errores en el marcado HTML. Esto es importante, porque si los datos no están correctamente marcados, no podrán aparecer como contenido enriquecido.
  • Marcar las partes de nuestra Web que contienen ese tipo de datos, sin tener que tocar el código HTML. Así no hace falta que toquemos el código para indicar a Google cuales son los datos que puede usar para el contenido enriquecido.
  • Tener información sobre el estado de los títulos y metadescripciones en una Web, para que veamos si hay duplicados, ausentes o demasiado largos, por ejemplo.

Invierte un poco de tiempo y sácale provecho

Pues eso, ya que nos lo ponen fácil con Google Webmaster Tools, vale la pena dedicarle atención a estos detalles y mejorar nuestra “perfomance” en los resultados de búsqueda. Solo hace falta ponerle dedicación o si no tienes tiempo para ello contrata a un experto que lo haga por tí.

SI TE HA GUSTADO EL POST, COMPARTE Y REPARTE

Gerard Comas

Author Gerard Comas

Amante de la tecnología desde que tengo uso de razón, inquieto por conocer, aprender y conectar, CEO en allinagency_ ingeniero de formación, emprendedor por vocación, la música mi perdición, melómano empedernido y enamorado de las pequeñas cosas de la vida."Sé el cambio que quieres ver en el mundo" Mahatma Gandhi

More posts by Gerard Comas

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte avisándote de que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, y ofrecerte contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra Políticas de privcidad ACEPTAR

Aviso de cookies