Usabilidad y navegabilidad, ¿presentes en tu web?

By 18 Enero, 2013University

Si buscas aumentar el tráfico hacia la página web de tu negocio, primero debes asegurarte de que dispones de un buen diseño web y optimizar al máximo la usabilidad y navegabilidad de la página. Si tu sitio web no es atractivo, se podría producir el efecto contrario al deseado y perder clientes potenciales.La usabilidad aumentará tu tasa de conversión

Antes de empezar, debemos conocer y entender dos conceptos básicos para conseguir un buen diseño de nuestra página web: usabilidad y navegabilidad. Y sobre todo, por qué son aspectos tan fundamentales.

La usabilidad tiene que ver con la claridad y sencillez con la que una web es presentada  y el modo en que un usuario interactúa con ella. Recordemos que cuanto más fácil se lo pongas al usuario, más posibilidades tienes de que sienta ganas de conocer tu producto o servicio. Como dijo Jacob Nielsen, padre de la usabilidad, “Si no lo haces fácil, los usuarios se marcharán de tu web”. Y no hay vuelta de hoja, basta con que cada uno piense en sus propias experiencias. Cuando navegar por una web se convierte en un procedimiento lento y pesado, la información que aparece en ella es algo confusa, o la componen textos demasiado largos y enrevesados, todo indica que esa web no ha sido pensada desde la usabilidad y es muy fácil que perdamos la atención y abandonemos rápidamente la página. Este hecho es conocido como tasa de rebote, o Bounce Rate, pero hablaremos sobre este concepto en otra ocasión.

Por otro lado, la navegabilidad se refiere a la facilidad con la que le es posible a un usuario navegar por una web y las diferentes páginas que la componen. De algún modo, un usuario tiene que sentirse invitado a utilizarla porque le resulta fácil encontrar la información y las diferentes categorías, si las tuviese. Es importante que el diseñador web tenga claro dónde ubicar la información y sepa dirigir al usuario de manera sencilla e intuitiva.

Se trata de que mejores la experiencia del usuario mientras navega por tu página web. Si consigues esto, el usuario relacionará su buena experiencia con tu marca, y esto afectará de manera positiva a la percepción que él genere de tu negocio. Al mismo tiempo conseguirás que el usuario pase más tiempo dentro de la página web y, por tanto, dedique más tiempo a conocer tus productos o servicios. Además, en caso de que tu página web disponga de tienda online, la usabilidad y navegabilidad jugarán un papel decisivo, pues son dos factores que siempre facilitarán los procesos de compra. Aplicando estos conceptos experimentarás un aumento de tu tasa de conversión y, posteriormente, lo verás reflejado en los beneficios de la empresa.

¿Por qué es importante un buen diseño web? En tan sólo 7 segundos el usuario ya se ha forjado la primera impresión de tu negocio y cambiarla será complicado

Debemos entender el diseño web de nuestra empresa como un elemento imprescindible de comunicación con nuestros clientes y clientes potenciales. El diseño debe captar la atención de los visitantes, y se dice que un usuario sabe si le gusta o no una página web durante los 7 primeros segundos, pero, ¿cómo podemos conseguir dar una buena impresión en tan poco tiempo? Es evidente que el usuario no va a leerse todo el contenido de tu web en 5 segundos, y probablemente el contenido sea muy interesante, pero debemos trabajar sobre el impacto visual que queremos generar como invitación a que ese usuario decida, ahora sí, adentrarse en el contenido.

Si bien crear una página web atractiva y óptima en usabilidad y navegabilidad es trabajo del diseñador, es imprescindible que dediques tiempo a hablar con él acerca de los valores de tu empresa y que te asegures de que lo ha comprendido todo para que, posteriormente, lo plasme en un logotipo y consiga que la imagen corporativa de tu web se corresponda con la realidad de tu negocio.

Hemos oído muchas veces la frase “Menos es más”, y en la medida que te sea posible, es interesante que se aplique en el diseño de la página web de tu negocio. Las tendencias para el 2013 en diseño web indican que el diseño de una página debe ser limpio y minimalista: austero en elementos, de formas sencillas, con pocas imágenes (aunque grandes) y realzando la presencia de una buena tipografía. Recordemos que las cosas simples nos reportan confianza, y las que son demasiado complejas tienden a alejarnos, además de distraernos del mensaje principal.

Pero el diseño y la usabilidad no lo son todo

Debes asegurarte de que el contenido y la información que vas a publicar en la web sea relevante para el usuario. Intenta pensar siempre desde su punto de vista y lo que viene buscando, tanto para la usabilidad como para el contenido. Además de eso, es esencial tener una buena estrategia de marketing para blogs y redes sociales (Facebook, Twitter, Google+, etc). Invertir en publicidad (SEM) para aumentar el tráfico a tu web y optimizar la página para permanecer en las primeras posiciones en los motores de búsqueda (SEO).

Gerard Comas

Author Gerard Comas

Amante de la tecnología desde que tengo uso de razón, inquieto por conocer, aprender y conectar, CEO en allinagency_ ingeniero de formación, emprendedor por vocación, la música mi perdición, melómano empedernido y enamorado de las pequeñas cosas de la vida."Sé el cambio que quieres ver en el mundo" Mahatma Gandhi

More posts by Gerard Comas

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte avisándote de que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, y ofrecerte contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra Políticas de privcidad ACEPTAR

Aviso de cookies